Maestrías IAC

¿Cuáles son las Maestrías IAC? ¿Por qué son importantes?

Thomas Leonard se vio obligado a fundar el International Association of Coaching, luego de fundar la ICF (International Coaching Federation), debido a que él creía en que cada interesado en desarrollarse como Coach es RESPONSABLE de su propio proceso de aprendizaje y que el enfoque estaba en las habilidades de excelencia concretas que debe demostrar cada coach en formación.

En cuanto al desarrollo de las maestrías IAC nacieron luego de un período de 24 meses, donde participaron un total de 36 Coaches de clase mundial de los cinco continentes; donde se extrajeron las técnicas, habilidades, atributos y los indicadores probados, para asegurar un altísimo nivel en los profesionales certificados.

De este proceso nacieron las Maestrías IAC:

1. Capacidad de establecer y mantener una relación de confianza con el cliente

2. Capacidad de percibir, afirmar y expandir el potencial del cliente

3. Desarrollar una escucha activa o con compromiso al cliente

4. Procesar en el presente (Una extensión de la Maestría # 3)

5. Expresar

6. Clarificar

7. Ayudar al cliente a establecer y mantener sus intenciones (metas y objetivos) claros

8. Abrirse a Invitar a las Posibilidades

9. Ayudar al cliente a crear y usar estructuras y sistemas de apoyo a lo largo del tiempo

Cada una de estas Maestrías contempla una importante cantidad de criteros, claves, conductas eficientes y resultados esperados y medibles que aseguran el más alto nivel mundial de los Coaches entrenados bajo su criterio.

Maestrías IAC

Smart and Happy Relationship Coaching junto a The International School for Coaching and Human Development es Licenciatario autorizado por la IAC, para enseñar y aplicar las Maestrías IAC. Nuestros Coaches cuentan con un riguroso entrenamiento el cual constantemente trasladamos a nuestros clientes, para que cada uno de ellos se empoderen en el arte y la ciencia de dominar cada una de estas 9 Maestrías, para luegointegrarlas en un todo armónico, como una competencia inconsciente y lograr ser un verdadero Maestro del Coaching. Es por ello que la excelencia en coaching ya no es nunca más algo que solo “imaginamos” en forma subjetiva, sino que tiene una distinción medible de manera universal.